blog

El jengibre y la presión arterial alta: cómo funciona y por qué ayuda

Utilizado y conocido durante siglos en Asia, el jengibre también ha estado bajo la lente de la ciencia occidental. Pero, ¿realmente se puede utilizar para reducir la presión arterial? Seamos claros, haciendo un balance de lo que nos dice la investigación.

Jengibre (Zingiber officinale Roscoe, Zingiberaceae) es uno de los condimentos más utilizados en el mundo. Se trata de un planta herbácea perenne, originaria de la India, donde hoy se cultiva extensivamente. Con el tiempo, su cultivo también se ha extendido a China, el sudeste asiático, Filipinas, Australia, las regiones tropicales de África e incluso Jamaica.

El nombre jengibre tiene orígenes antiguos: deriva del sánscrito srngaveram, que significa “raíz con cuernos” debido a su forma típica. El origen de la planta en sí, sin embargo, es aún más distante y nebuloso: parece que el jengibre no crece espontáneamente. De hecho, no existe una variante “salvaje”, no cultivada por el hombre, como es el caso de muchas otras hierbas. Por lo tanto, dónde apareció por primera vez sigue siendo una cuestión botánica interesante aún por resolver.

Ampliamente utilizado en la medicina tradicional china, lo jengibre se considera una planta con características casi divinas. Según lo que está escrito en el primer gran manual de hierbas chinas, el “Pen TsaoChing”, de hecho, esta planta consumida fresca fue capaz de purificar el aliento, eliminando los malos olores del cuerpo: al hacerlo, la persona que la consumió una vez purificado, podía ponerse en contacto con los dioses.

Recientemente, la medicina occidental también ha comenzado a interesarse en jengibre, aunque claro, sin considerarlo un ingrediente divino o mágico. La parte utilizada en medicina es la rizoma, que es la raíz, dotada de las características ramificaciones en forma de dedo. La oleorresinas presentes en el rizoma contienen varios componentes con actividad biológica, entre ellos el gingerol, responsable del típico olor picante, el shogaoliY es zingerone.

¿¿A?? la gingerol, el ingrediente más abundante (constituye el 25% de las sustancias presentes en el rizoma), que posee las mayores propiedades farmacológicas y fisiológicas. Esta planta se ha utilizado durante siglos en el tratamiento de dolencias como resfriados, náuseas, artritis e hipertensión. Son muchos los estudios que han investigado las propiedades farmacológicas, químicas y médicas del jengibre, pero queda mucho por hacer, sobre todo para entender cómo las sustancias contenidas en el rizoma pueden actuar a nivel molecular y celular en nuestro organismo.

¿Cómo afecta el jengibre a la presión arterial?

Recientemente, jengibre ha llamado la atención de la comunidad científica por su supuesto potencial en el tratamiento de diversas enfermedades cardiovasculares, entre ellashipertensión. Algunos estudios han examinado su acción antioxidante y su acción antiinflamatoria. Además, los académicos evaluaron la potencial del jengibre para reducir la presión modelos in vitro y animales. En particular, los beneficios del jengibre sobre la presión arterial alta se deberían a algunos efectos sinérgicos, directos e indirectos. Exploremos a continuación.

¿¿¿¿a???? Acción vasodilatadora

Un estudio de 2005 realizado en ratones mostró cómo el extracto de jengibre es capaz de reducir la presión arterial, de forma dosis-dependiente: es decir, cuanto mayor es la reducción de presión, mayor es la cantidad de jengibre administrada a los animales. De hecho, parece que esta planta es capaz de relajar los músculos que rodean los vasos sanguíneos, facilitando que la sangre fluya y reduciendo entonces el presión sanguínea. En este caso hablamos de acción vasodilatadora un poco de jengibre.

¿¿¿¿a???? Reducción del colesterol LDL

Un estudio anterior mostró que la ingesta de extracto de jengibre se asocia con una reducción del colesterol LDL (colesterol nocivo, por así decirlo) y daño por aterosclerosis, a nivel de los vasos sanguíneos: también en este caso, se trata de experimentos llevados a cabo en un modelo animal, en particular en ratones. Este resultado es sin duda interesante. Un aumento en el colesterol LDL se asocia de hecho con una mayor probabilidad de encontrar hipertensión, una patología que provoca diversos trastornos cardiovasculares.

Además, los conejos alimentados con una dieta alta en grasas, pero tratados con un extracto de jengibre, estaban protegidos de la aterosclerosis y el desarrollo de placas de colesterol que dañaban los vasos sanguíneos.

Con respecto a el efecto del jengibre en los humanos, un estudio controlado doble ciego de 2008 mostró que tomar cápsulas de jengibre (3 gramos por día) tuvo efectos positivos en pacientes voluntarios que fueron hospitalizados en clínicas cardíacas iraníes. Los pacientes involucrados se dividieron en dos grupos:

  • el primer grupo tomó las cápsulas de jengibre (3 gramos por día durante 45 días)
  • el segundo grupo fue tratado con un placebo durante la misma duración (45 días).

Al final del estudio, los pacientes que habían tomado jengibre habían niveles más bajos de colesterol LDL y triglicéridos en sangre significativamente en comparación con lo observado en los que tomaron placebo.

Un detalle interesante es que, en los sujetos que habían tomado jengibre, los niveles de colesterol HDL en sangre eran más altos que en los demás. ¿Por qué es este un resultado digno de mención? La respuesta radica en el hecho de que el colesterol HDL se considera “bueno” a diferencia del LDL, que es asociado con la hipertensión y otros trastornos cardiovasculares. En otras palabras, se podría decir que la planta favorece la presencia de “colesterol protector”, reduciendo la de grasas peligrosas.

¿¿¿¿a???? Acción antiagregante plaquetaria

El jengibre también parece estar dotado de actividad antiagregación plaquetaria. Las plaquetas son los componentes de la sangre que intervienen en caso de heridas: su función es la de agruparse formando un tapón real, que bloquea la fuga de sangre de los vasos.

Sin embargo, cuando este fenómeno no está regulado adecuadamente por el cuerpo, las plaquetas pueden acumularse de manera anormal y bloquear el flujo sanguíneo normal, causando incluso trastornos cardiovasculares graves, como accidente cerebrovascular o ataque cardíaco.

Un estudio de 2006 muestra cómo la combinación de jengibre con un fármaco antiplaquetario tiene un efecto positivo tanto en voluntarios sanos como en personas con hipertensión.

Otros beneficios del jengibre

Despues de ver como el jengibre actúa sobre la presión, veamos cuáles son los otros beneficios que ofrece a la salud. Tomado con alimentos, esta raíz y sus componentes activos se acumulan principalmente en el sistema gastrointestinal. Por tanto, no es de extrañar que su principal acción esté precisamente ligada a la digestión.

  • Antináuseas: el uso más común, desde la antigüedad, es contra las náuseas. Este efecto parece estar confirmado por algunos estudios. El jengibre se recomienda en las náuseas del embarazo, después de una cirugía o en caso de quimioterapia. Sin embargo, aún se desconoce el mecanismo por el cual la planta tiene este efecto y, por lo tanto, se debe tener precaución, especialmente durante el embarazo;
  • Antioxidante: según algunos estudios, el jengibre actúa a nivel celular reduciendo el estrés oxidativo y la producción de óxido nítrico, un agente que se produce en respuesta a algunos estímulos estresantes, y que está involucrado en causar daños al ADN. Daño que, a la larga, puede dar lugar a diversas patologías.
  • Antiinflamatorio: el extracto de jengibre aplicado a la piel inflamada (no lesionada) puede reducir la inflamación, la hinchazón y el dolor. Aunque no se dispone de datos definitivos y los resultados de varios estudios contrastan entre sí, según algunos científicos, el jengibre podría desempeñar un papel en la disminución de la inflamación de las articulaciones en algunas formas de artritis;
  • Asma: se ha demostrado que algunos componentes del rizoma tienen un papel positivo en la prevención y el tratamiento de algunas formas de asma alérgica;
  • Diabetes: Varios estudios in vitro han demostrado un posible papel del gingerol y del shogaoli como agentes antidiabéticos. También en este caso, antes de hablar de su uso en humanos, serán necesarios otros estudios más profundos;

Consejos sobre cómo utilizar el jengibre para obtener beneficios

Las disposiciones generales de la Comisión E relativas a las cantidades de jengibre que se utilizarán para obtener beneficios son las siguientes:

  • Rizoma seco: 2-4 gramos;
  • Rizoma en polvo: 0,25-1 gr, tres veces al día;
  • Decocción: 0,25-1 g en 150 ml de agua, tres veces al día;
  • Extracto fluido 1: 1 (g / ml): 0,25-1 ml, tres veces al día;
  • Tintura madre 1: 5 (g / ml): 1,25-5 ml, tres veces al día.

Allí raíz fresca se puede consumir hasta 15/20 gr por día mientras el extractos estandarizados deben tomarse de acuerdo con las instrucciones del paquete. Existen cientos de recetas en las que esta especia (principalmente fresca o en polvo) se puede aplicar a nuestra dieta: desde infusiones con jengibre, hasta condimentos para sabrosos primeros o segundos platos, su uso en la cocina es verdaderamente ilimitado. ¡La única frontera es tu gusto y tu imaginación!

Para obtener más información sobre los usos de esta especia en la cocina, consulte nuestra guía completa: Cómo usar el jengibre en la cocina.

En el mercado, el jengibre está disponible en diferentes formatos: en polvo, en cápsulas, en forma de té de hierbas, como aceite esencial para perfumar salas o para uso en la piel. En caso de que opte por consumir un producto específico, lea atentamente las instrucciones y, en todo caso, no olvide consultar a su médico para evaluar posibles interacciones con alguna de las terapias farmacológicas en curso.

Contraindicaciones e interacciones del jengibre.

Aunque el jengibre generalmente se considera una planta no tóxica y, por lo tanto, segura, su mecanismo de acción a nivel molecular y celular aún no se conoce en detalle. Por esta razón, su uso en el campo médico debe ser cauteloso. Una buena regla general es olvidarse siempre del bricolaje y consultar a su médico antes de tomarlo regularmente, especialmente si usa algún tipo de medicamento.

Sin embargo, señalamos que no se recomienda el uso en caso de alergia a alguno de sus componentes y durante una terapia basada en agentes antiplaquetarios, ya que, dadas sus propiedades anticoagulantes, podría amplificar sus efectos y aumentar el riesgo de hemorragia.

Conclusión

En resumen, el jengibre ayuda a reducir la presión arterial al tener acción vasodilatadora, ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL y reduce la agregación plaquetaria. Sin embargo, los estudios de los que hablamos utilizaron extracto de jengibre en altas concentraciones, hecho específicamente para la experimentación en el laboratorio. Ciertamente el jengibre ayuda a reducir la presión arterial, pero recuerde que por sí solo no representa una cura definitiva y siempre debe tomarse con una dieta controlada y un estilo de vida saludable, para ayudar a bajar la presión arterial y, de manera más general, a mantener un buen estado de salud.

Si desea saber más, hacernos preguntas o compartir su experiencia con el jengibre y su uso, deje un comentario a continuación.

Asesoramiento científico y editorial de Valentina Torchia, biotecnóloga médica

Bibliografía

  • Bianca Fuhrman, Mira Rosenblat, Tony Hayek, Raymond Coleman, Michael Aviram; El consumo de extracto de jengibre reduce el colesterol plasmático, inhibe la oxidación de LDL y atenúa el desarrollo de aterosclerosis en ratones ateroscleróticos con deficiencia de apolipoproteína E, The Journal of Nutrition, volumen 130, número 5, 1 de mayo de 2000, páginas 1124â ???? 1131.
  • U Bhandari, JN Sharma, R Zafar, “La acción protectora del extracto etanólico de jengibre (Zingiber officinale) en conejos alimentados con colesterol”, Journal of Ethnopharmacology, Volumen 61, Número 2, 1998.
  • Alizadeh-Navaei R, Roozbeh F et al. “Investigación del efecto del jengibre sobre los niveles de lípidos. Un ensayo clínico controlado doble ciego “. Saudi Med J. Septiembre de 2008; 29 (9): 1280-4.
  • Young HY, Liao JC y col. “Efecto sinérgico del jengibre y la nifedipina sobre la agregación plaquetaria humana: un estudio en pacientes hipertensos y voluntarios normales”. Am J Chin Med.2006; 34 (4): 545-51.
  • Revisión: “El jengibre previene las náuseas y los vómitos posoperatorios de 24 horas” Enfermería basada en evidencia 2006; 9: 80.
  • B Topic, E Tani, K Tsiakitzis, PN Kourounakis, E Dere, RU Hasenöhrl, R Häcker, CM Mattern, JP Huston, “Rendimiento mejorado del laberinto y reducción del estrés oxidativo mediante extractos combinados de zingiber officinale y ginkgo biloba en el rata envejecida ”, Neurobiology of Aging, Volumen 23, Número 1, 2002.
  • Ippoushi K, Azuma K, Ito H, Horie H, Higashio H. “[6]-El gingerol inhibe la síntesis de óxido nítrico en macrófagos de ratón J774.1 activados y previene las reacciones de oxidación y nitración inducidas por peroxinitrito “. Life Sci.14 de noviembre de 2003; 73 (26): 3427-37.
  • Minghetti P, Sosa S, Cilurzo F et al. “Evaluación de la actividad antiinflamatoria tópica de extractos secos de jengibre de soluciones y emplastos”. Planta Med.2007 Diciembre; 73 (15): 1525-30. Publicación electrónica del 3 de diciembre de 2007.
  • Funk, Janet L y col. “Efectos comparativos de dos extractos de Zingiber officinale que contienen gingerol sobre la artritis reumatoide experimental” Revista de productos naturales vol. 72.3 (2009): 403-7.
  • Ghayur MN, Gilani AH. “El jengibre reduce la presión arterial mediante el bloqueo de los canales de calcio dependientes del voltaje”. J Cardiovasc Pharmacol. Enero de 2005; 45 (1): 74-80.
  • Tabassum, Nahida y Feroz Ahmad. “Papel de las hierbas naturales en el tratamiento de la hipertensión” Revisiones de farmacognosia vol. 5.9 (2011): 30-40.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Política de cookies

Ir arriba